17 mar. 2009

O CEIP de Pazos súmase á iniciativa: "SACAPENAS PARA GAZA"

Publicado no seu blog o luns 16 de marzo de 2009

Sumámonos a esta marabillosa iniciativa do CEIP a Rúa, de Cangas do Morrazo, que pouco e pouco van secundando outras bibliotecas e coles. Xa levamos días traballando esta idea, vendo que modelos podemos facer, que carta lles escribir, quen se encargará de traducila... Xa estamos resolvendo moitas dúbidas e dentro de pouco esperamos poder publicar as imaxes para que vexades os resultados.



Para comezar limos o conto "Sacapenas", de Anthony Browne, da Editorial Kalandraka e vimos un audiovisual que preparamos para os máis pequenos.

Ademais... PRIMICIA! Entre "O Segrel do Penedo" e nós, conseguimos contactar con Tontxu para pedirlle permiso e poder utilizar a súa canción e, por suposto que dixo que SI! Podemos contar coa súa música!

Deixámosvos a súa letra: "LOS MUÑECOS QUITAPENAS" - Tontxu

Los muñecos quitapenas
quitan las penas que tengo,
se las cuento muy bajito
y me las curan en silencio.

Y debajo de mi almohada,
duermen siempre mis muñecos
y si tengo alguna pena
yo sin ella me despierto.
Y yo que nunca creí en amuletos ni hechiceros,
explícame que hago yo contando penas a muñecos,
será más bien, que creo en ti.


La cajita del club de la
buena estrella me acompaña,
un erizo un caballito,
caracolas encantadas.

Le dan vida a mi cajita,
lo que en playas infinitas
de la arena recogiste,
lo guardaste y me lo diste.

Y yo que nunca creí en amuletos ni hechiceros,
explícame que hago yo confiando en aquellos objetos,
será más bien, que creo en ti, mi amor.

Mi amuleto eres tú,
mis conjuros te reclaman,
y entre misteriosas sombras apareces,
con tu pócima encantada
y beberé, para convertirme en duende,
y evitar que el frío hechizo de la vida
me condene a ser un hombre.

Eh, eheehe, eheeeee... dindaralaralaaha

La cestita de la buena suerte
tengo en mi mesilla,
me la trajo en uno de sus viajes
(quién) la bruja María.

Me asegura su buena suerte,
y salud hasta la muerte,
y volando con su escoba
se despide para siempre (adiós).

Y yo que nunca creí en amuletos ni hechiceros,
explícame que hago yo creyendo en todo lo que creo,
será más bien, que creo en tí mi amor.

Mi amuleto eres tú, mis conjuros te reclaman,
y entre misteriosas sombras apareces,
con tu pócima encantada
y beberé, para convertirme en duende,
y evitar que el frío hechizo de la vida
me condene a ser un hombre.

Eh, eheehe, eheeeee... dindaralaralaaha

1 comentarios:

Loly dijo...

Nós, coa vosa autorización e sen que sirva de precedente imos "copy & paste" este fermoso artigo para compartilo no noso blog.
Grazas pola referencia.
Apertas dende Fene.

No hay comentarios:

Publicar un comentario